Tu actividad
reciente
!

Herramienta del historial

Hemos guardado información importante de tus búsquedas anteriores para intentar facilitarte las cosas.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

???last_tires_label_mobile???

???last_dealers_label_mobile???

???last_searchs_label_mobile???

Síntoma: neumático flateado

Diagnóstico: Daño del neumático que debe repararse

  • La mayoría de los pinchazos de clavos o cortes de hasta ¼"" de la banda de rodamiento, puede repararlos un profesional en neumáticos, siguiendo procedimientos aprobados por la industria.
  • Una reparación exterior incluida en la rueda no es recomendada y es peligrosa ya que luego de un ponchazo se debe inspeccionar el interior del neumático.

Solución:

La reparación correcta de un neumático radial (el más común) incluye colocar un parche de caucho en la capa interna del neumático y un relleno de caucho en el hueco. No intentes reparar neumáticos con pinchazos en la banda de rodamiento que superan 1/4"" {1} ni cualquier pinchazo en los flancos. Además, no repares neumáticos que están desgastados más de 1.6 mm de profundidad de la banda de rodamiento.
Reemplaza el neumático dañado por un neumático de repuesto, pero primero asegúrate de revisar que el flanco del neumático de repuesto tenga la presión de inflado correcta, y que esté dentro de los límites de velocidad y de kilometraje. Haz que un profesional en neumáticos inspeccione tu vehículo.

Síntoma: neumático blando

Diagnóstico: Inflado insuficiente

  • Reduce la vida útil de la banda de rodamiento debido al desgaste de la banda de rodamiento en los bordes exteriores (u hombros) del neumático.
  • Genera calor excesivo, lo que reduce la durabilidad del neumático y puede causar fallas del neumático.
  • Reduce el ahorro de combustible debido al aumento en la resistencia al rodamiento.

Solución:

Infla tus neumáticos hasta que alcancen la presión de inflado adecuada (en psi, según lo indique un medidor de presión de inflado). Para conocer la presión de inflado adecuada, consulta el manual del propietario del vehículo o busca los psi recomendados en la etiqueta adhesiva en la puerta.

Más acerca de la presión de inflado

Síntoma: Desgaste en ambos bordes

Diagnóstico: Inflado insuficiente

  • Reduce la vida útil de la banda de rodamiento debido al desgaste de la banda de rodamiento en los bordes exteriores (u hombros) del neumático
  • Genera calor excesivo, lo que reduce la durabilidad del neumático y puede causar fallas del neumático
  • Reduce el ahorro de combustible debido al aumento en la resistencia al rodamiento

Solución:

Infla tus neumáticos hasta que alcancen la presión de inflado adecuada (en psi, según lo indique un medidor de presión de inflado).

Para conocer la presión de inflado adecuada, consulta el manual del propietario del vehículo o busca los psi recomendados en la etiqueta adhesiva en la puerta.

Más acerca de la presión de inflado

Síntoma: Desgaste en el centro y desgaste excesivo

Diagnóstico: Sobreinflado

  • El centro de la banda de rodamiento sostiene la mayoría de la carga y se desgasta más rápido que los bordes exteriores.
  • Para evitar esto, siempre revisa los neumáticos cuando estén fríos, antes de manejar o al menos tres horas después.

Solución:

Extrae aire del neumático con un medidor de presión de los neumáticos, hasta que la lectura de presión de inflado coincida con el psi recomendado por el fabricante del vehículo. Para conocer la presión de inflado adecuada, consulta el manual del propietario del vehículo o busca los psi recomendados en la etiqueta adhesiva en la puerta.

Más acerca de la presión de inflado

Síntoma: Desgaste disparejo

Diagnóstico 1: Mala alineación

  • Un desgaste disparejo de los neumáticos delanteros o traseros significa que se necesita una alineación.

Solución:

Actualmente, muchos vehículos están equipados con suspensiones traseras que permiten realizar ajustes para alinearlas. Si este es el caso, su vehículo puede necesitar una alineación del “tren delantero” o de las “cuatro ruedas”, según los síntomas que tenga. Consulta a tu revendedor de neumáticos para que los inspeccione.
Más acerca de la alineación

Diagnóstico 2: Problemas de sobreinflado

  • El centro de la banda de rodamiento sostiene la mayoría de la carga y se desgasta más rápido que los bordes exteriores.
  • Para evitar esto, siempre revisa los neumáticos cuando estén fríos, antes de manejar o al menos tres horas después.

Solución:

Extrae aire del neumático con un medidor de presión de los neumáticos, hasta que la lectura de presión de inflado coincida con el psi recomendado por el fabricante del vehículo. Para conocer la presión de inflado adecuada, consulta el manual del propietario del vehículo o busca los psi recomendados en la etiqueta adhesiva en la puerta.

Más acerca de la presión de inflado

Síntoma: Bordes ondulados

Diagnóstico 1: Mala alineación

  • Un desgaste disparejo de los neumáticos delanteros o traseros significa que se necesita una alineación.

Solución:

Actualmente, muchos vehículos están equipados con suspensiones traseras que permiten realizar ajustes para alinearlas. Si este es el caso, su vehículo puede necesitar una alineación del “tren delantero” o de las “cuatro ruedas”, según los síntomas que tenga. Consulta a tu revendedor de neumáticos para que los inspeccione.

Más acerca de la alineación

Síntoma: Bordes en dientes de sierra y bordes escamados

Diagnóstico: Falta de alineación

Si al vehículo le falta alineación, los bordes de la banda de rodamiento tendrán apariencia de serrucho o escamas. Esto es causado por el roce errático contra el pavimento.

Solución:

Es probable que tu auto necesite una corrección de alineación de convergencia o divergencia. Por favor, consulta a un profesional en neumáticos para que lo inspeccione.

Más acerca de la alineación

Síntomas: Inmersión y surcos (cups)

Diagnóstico: Partes desgastadas

  • Surcos (también llamados inmersión u ondulaciones) son más comunes en los neumáticos delanteros.
  • Los neumáticos traseros, sin embargo, también pueden presentar surcos.

Solución:

Las partes desgastadas pueden ser un signo de que las ruedas están desbalanceadas o de que algunas partes del sistema de suspensión o de la dirección necesitan mantenimiento o reemplazo. Por favor, consulta a un profesional en neumáticos para que lo inspeccione.

Síntoma: Daños

Diagnóstico: Daño del neumático que debe repararse

  • La mayoría de los ponchazos de clavos o cortes de hasta ¼"" de la banda de rodamiento los puede reparar un profesional en neumáticos, siguiendo procedimientos aprobados por la industria.
  • Una reparación exterior con relleno/tapón en la rueda no es recomendada y es peligrosa ya que luego de un ponchazo se debe inspeccionar el interior del neumático.

Solución:

  • La reparación correcta de un neumático radial (el más común) incluye colocar un parche de caucho en la capa interna del neumático y un relleno de caucho en el hueco.
  • No intentes reparar neumáticos con ponchazos en la banda de rodamiento que superan 1/4""{1} ni cualquier ponchazo en los flancos. Además, no repares neumáticos que están desgastados más de 1.6 mm de profundidad de la banda de rodamiento.
  • Reemplaza el neumático dañado por un neumático de repuesto, pero primero asegúrate de revisar que el flanco del neumático de repuesto tenga la presión de inflado correcta, y que esté dentro de los límites de velocidad y de kilometraje. Haz que un profesional en neumáticos inspeccione tu vehículo.

Síntoma: Franja a lo largo de la banda de rodamiento

Diagnóstico: Neumático desgastado

  • Todos los neumáticos tienen franjas de indicación de desgaste a 1.6 mm de la banda de rodamiento restante.
  • Cuando la banda de rodamiento está desgastada hasta 1.6 mm o cuando puedes ver las franjas de indicación de desgaste de la banda de rodamiento en cualquier sector del neumático; el neumático está desgastado y se debe reemplazar.

Solución:

Lleva tu vehículo a un profesional en neumáticos para que lo inspeccione y realice una medición profesional de la banda de rodamiento restante con un medidor de profundidad de banda de rodamiento.

Síntoma: hendidura

Diagnóstico: Esto no es un problema. Es el flanco radial normal.

  • Las hendiduras son bastantes normales en los neumáticos radiales (los más comunes) y no afectan el desempeño.
  • Tus neumáticos cuentan una o más capas de lona de carcasa, paralelas entre sí, dentro de la construcción de su flanco (los cables de acero se usan dentro de la banda de rodamiento). Donde los cables se entrelazan, suele haber una leve hendidura.

Síntoma: abultamiento o burbuja

Diagnóstico: Daño del neumático que debe repararse

  • La mayoría de los pInchazos de clavos o cortes de hasta ¼"" de la banda de rodamiento, puede repararlos un profesional en neumáticos, siguiendo procedimientos aprobados por la industria.
  • Una reparación exterior con relleno/Parche en la rueda no es recomendada y es peligrosa ya que luego de un pinchazo se debe inspeccionar el interior del neumático.

Solución:

  • La reparación correcta de un neumático radial (el más común) incluye colocar un parche de caucho en la capa interna del neumático y un relleno de caucho en el hueco.
  • No intentes reparar neumáticos con pinchazos en la banda de rodamiento que superan 1/4""{1} ni cualquier pinchazo en los flancos. Además, no repares neumáticos que están desgastados más de 1.6 mm de profundidad de la banda de rodamiento.
  • Reemplaza el neumático dañado por un neumático de repuesto, pero primero asegúrate de revisar que el flanco del neumático de repuesto tenga la presión de inflado correcta, y que esté dentro de los límites de velocidad y de kilometraje. Haz que un profesional en neumáticos inspeccione tu vehículo.

Síntomas: Vibraciones

Diagnóstico: Neumáticos desbalanceados o mal funcionamiento del sistema de la suspensión y dirección y

  • Los neumáticos desbalanceados pueden causar vibraciones que llevan al cansancio del conductor, al desgaste disparejo o prematuro y al desgaste innecesario de la suspensión del vehículo.

Solución y consejos:

  • La solución puede ser tan simple como volver a balancear los neumáticos.
  • También es posible que necesites reparar el sistema de la dirección y suspensión.
  • Consulta a un profesional en neumáticos a la primera señal de “vibración”.
  • Si el rebalance No elimina la vibración, haz que revisen los componentes del sistema de alineación y/o de suspensión.
  • Los neumáticos deben estar balanceados Cuando se montan en las ruedas por primera vez o Cuando se vuelvan a montar luego de ser reparados.

Si tu neumático se daña, puede repararse siempre que:

  1. No se haya manejado desinflado.
  2. El daño está solamente en la sección de la banda de rodamiento del neumático (el daño en el flanco arruina el neumático de inmediato).
  3. El pinchazo no es mayor a ¼""